¿Qué son los pedigüeños sociales? Complicado definirlos, pero se dónde se mueven. Están en tu correo, en tus mensajes privados, llegan a  través de cualquier aplicación o dispositivo, todo les vale, nos piden Recomendaciones, Menciones, Peticiones, Compartir, Likes, Votos, retuits y todo el ruido posible que puedas hacer por ellos les viene bien. Con los Premios Bitácoras y otros premios locales ,en los que personalmente, creo poco, pero que ahora mismo se están decidiendo, los pedigüeños sociales o digitales, redoblan esfuerzos e imaginación, mendigan, rozan el spam, multiplican por infinito sus contenidos sacando pecho en la búsqueda de un bueno puñado de votos, de la gloria por ser visibles y pasar a la historia, pero, ¿Qué batalla ganan o pierden?, ¿La de tener más amigos dispuestos a votarles o mencionarles? o ¿La de la calidad de sus textos?, ¿Podría ser ambas?

Los pedigüeños sociales no tardarán en llegar …  ¡En los semáforos!

No tienes que estar de acuerdo conmigo, no me hace falta, no necesito que me leas, copia mi URL y vota. Bueno, puedes hacer algo más por mi, pide por mi a tu comunidad digital. Exactamente no lo piden así, aunque básicamente es lo que pasa. Los pedigüeños digitales y que no se enfade nadie, que respeto y apoyo a alguno de ellos porque sé que aportan calidad, afinan sus peticiones con montajes fotográficos detallando paso a por paso cómo votar: No se cortan con campañas de Email marketing, Landing Page, Redes Sociales, y la lucha en el barro, en el cuerpo a cuerpo, perfil a perfil y privado a privado van forjándose un lugar en el medallero, sólo puede quedar uno. ¿Algunas recomendaciones para futuros concursos?

  1. Hay que crearse un campamento base. Un lugar fijo donde cada día vamos a estar, una sede social, un lugar abierto, ameno, participativo. Un lugar donde sembrar cada día.
  2. No vale sólo con publicar cada día. Necesitas una comunidad en las Redes Sociales que te dispare los contenidos. ¿Empatizas con tu comunidad? Es la clave, sin duda, está demostrado que ellos tiran de ti cuando lo necesitas.
  3. No es un trabajo de dos meses, en realidad, no es un trabajo. Es algo más natural, es el día a día, la profesionalidad y la cercanía deben de ser completamente compatibles, es un cambio de mentalidad.
  4. Juntamos publicaciones que aporten valor, calidad, le sumamos una estrategia natural con nuestra comunidad. Al final, ese último tirón, cuando les pedimos un esfuerzo, recibimos el reconocimiento que estamos esperando. Ni siquiera me gusta llamarle estrategia al hecho mantener una escucha activa y mucho dialogo con nuestras comunidades en las Redes Sociales.

No me he fijado en nadie en particular, porque son unos cuantos profesionales los que de diferentes maneras me han pedido su voto, mi reflexión quiere ser más profunda, ¿Quién no pide alguna vez que compartan nuestros contenidos? Todos de una manera u otra somos pedigüeños sociales o digitales, en mayor o menor medida, queremos ese reconocimiento. Cuando la calidad o el valor de nuestras publicaciones va en aumento, pedimos menos, porque lo que compartimos se difunde solo, tiene otra velocidad,  pero queremos más, arañar una visita, un retuit o un like, queremos ser los primeros y en esa lucha no hay herramientas que sustituyan a las emociones, ni a las personas.  ¿De verdad quieres mi voto? Te lo tienes que ganar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here